La actitud positiva se contagia, una anciana me da una gran lección

Soñar en grande es muy positivo, pero la actitud lo es todo. Por ejemplo, la actitud positiva se contagia, como lo veremos ahora con una anciana que conocí en un restaurante mientras almorzaba. Sin duda, la única forma de conectar con la gente es, relacionándose con ellas.




De hace un tiempo prefiero salir a almorzar a algún restaurante. Trato de que no sea el mismo todos los días, de esa forma rompo la rutina de ver las mismas cosas. Además voy caminando, tengo la suerte de estar cerca a varios restaurantes.

Desde que salgo de casa el trayecto es una pagina abierta a muchas oportunidades de relaciones y lecciones. En mi trayecto atravieso varios parques grandes arboles donde no puedo dejar de escuchar el canto de los pájaros. No importa que hayan talado los arboles, ellos siempre cantan. Sin duda una actitud positiva que contagia.

Además me gusta la caminata, ya que es una oportunidad de ejercitarse y poner mas atención a la vida. Caminar atento al movimiento de mis miembros aleja mis pensamientos recurrentes y carentes de novedad.

La actitud positiva se contagia y de que manera

==>>>

Hace unos días en un restaurante, frente a la mesa que ocupe había una pareja de ancianos comiendo. En cierto momento cuando terminaron de comer, la señora saco un lápiz labial y empezó a dibujar sus labios. No puede dejar de observar el encanto con que lo hacia, le quedo una sonrisa perfecta.

la actitud positiva se contagia

Pensé, a su edad aun su autoestima tiene un gran poder. Pero luego cuando se levanto quede sorprendido con lo que hizo.

==>>>

Era una mujer alta y sus labios rojos iluminados de sonrisa se dirigió a mi “que dios lo bendiga”. Hizo lo mismo con las otras personas de las mesas cercanas y al final del pasillo. Ya saliendo, se asomo a la cocina para expresar su buen deseo. En todo momento sus ojos vivaces destacaban su gran entusiasmo.

Es muy difícil olvidar, cuando se ha sentido. El poder de la actitud positiva se contagia cuando sientes la vida. En cambio si me detengo a pensar, sacar a colación todos los posibles calificativos, la vida se siente menos.

Cuando nos proponemos ser emprendedores lo que mas necesitamos desarrollar es esas actitudes de conexión con las personas. Que fácil y con que gracia lo hacia esta anciana.

Cada día hay una nueva oportunidad para tomar actitud

==>>>

Cada día sale el sol para todos, pero no todos tienen las mismas emociones. No todos viven con una actitud positiva, especialmente cuando hay dificultades. Si lo piensas bien, todo es nuestras decisiones. No amanecemos de tal o cual forma por un mandato, nadie nos obliga.

Especialmente cuando decidimos convertirnos en emprendedores es cuando mas necesitamos entender que la actitud positiva se contagia. Estoy seguro que es tu experiencia, en algún momento lo has observado. Pero quizá no le diste importancia.

Necesitamos herramientas, por ejemplo un lápiz labial en las mujeres. Ya que gracias a esas herramientas, el poder de nuestras actitudes positivas pueden ser mas notorias.

Una mujer no toma su lápiz labial y espejo por casualidad. Ella tiene un propósito que visualiza y a fuerza de repetirlo una y otra vez se convierte en una consumada experta.

Cada uno de nosotros en algún momento del día se topa con alguna escena de entusiasmo. Si damos un paso emocional hacia ese echo mágico, comprobaremos que la actitud positiva se contagia.

De esa forma comprobaremos que podemos recurrir a una herramienta. De esa forma podemos mantenernos siempre con energía, enfocados a un propósito.

Cuando te despiertes con la idea de hacer algo no se lo cuentes a tu mente

Esta también es tu experiencia propia. Cada vez que te propones hacer algo y lo piensas mucho, una de las probabilidades es que surja el miedo.

En cambio, si simplemente lo haces… Te equivocas… haces cambios y repites… una y otra vez. Logras cumplir con el reto. Obvio, si no se cuela algún pensamiento negativo.

Por eso, cada vez que quieras hacer negocios, emprender algo nuevo. Simplemente saca tu pinta sonrisas y hazlo. No se lo cuentes a tu mente. Como la anciana, que tiene que haberlo repetido miles de veces, todo saldrá muy bien.

Imagen por The Falcondale

También te podría gustar...