A veces la clave es dejar de buscar y dejarse encontrar

A veces la clave es dejar de buscar y dejarse encontrar

Si se nos ha perdido la llave de la casa hay dos lugares donde podemos buscar: dentro de la casa o fuera de la casa. Para muchas personas la casa esta oscura, así que prefieren buscar fuera de la casa, aunque saben que perdieron la llave dentro de la casa.




Buscar donde hay luz es mas fácil, mas cómodo, pero solo dejando de buscar de esta forma dejamos de perdernos. Estamos en calma y podemos apreciar mejor nuestros movimientos, lo que somos, lo que hacemos… encontrarnos, encontrar la llave.

La mente se acostumbra ha ciertas conexiones de ideas, cosas, opiniones, calificaciones y muchas veces la solución esta en una nueva perspectiva, en nuevas formas de hacer conexiones. Por eso, a veces la clave es dejar de buscar y dejarse encontrar. Es decir dejar de hacer lo que siempre se hace para que la vida lo haga por nosotros, pues la vida tiene una experiencia de éxito de hace millones de años. Llámalo vida, dios, energía, naturaleza, etc., tu eres producto de ese poder y eres testigo directo, nadie te puede engañar, la sabiduría esta en la vida que tienes.

Imagen por Inhabitat

También te podría gustar...