7 Lecciones de emprendimiento observadas en un niño travieso

Pienso que nadie te pude dar lecciones de emprendimiento. Pues es como un saludo o una muestra de aprecio, si lo tomas bien, pero si no lo tomas… pero cuando se trata de tomar, tomas de cualquier lado.




Siempre que me encontraba con mi tío me preguntaba ¿Estas estudiando? Si tío, estoy estudiando, pero en ese momento yo estaba jugando con mis amigos. Luego de algunas horas volvía a pasar, ?Estas estudiando? Claro que si tío. Pero hace horas que te veo jugar, nada mas que jugar.

Estudiar era realmente aburrido frente a jugar con mis amigos, pero cuando termine el colegio y considere que el siguiente paso era la universidad, si me volví muy estudioso, quería ingresar a la universidad, pero no pensaba en termino de “para tener algo en qué trabajar” o “para ganarme la vida”, no, yo quería ser científico, como había visto en las películas.

Si no es divertido, que sentido tiene estudiar, además lo que realmente importa no es si un escolar estudia a no, sino “si esta aprendiendo la lección de la vida”, y esa lección solo se aprende relacionándose con otras personas, es decir jugando.

7 Lecciones de emprendimiento observadas en un niño travieso

Recuerdo que a mi tío le gustaba la música, y nosotros jugábamos a hacer música, pero él solo pasaba de largo. Solo si se rubiera involucrado…

1.- Pasión es lo que sientes al jugar

Por todos lados hay niños y puedes observarlos como es, cuando se enfocan en lo que les gusta. A la mayoría no le gusta lo que estudian, pero les gusta el juego, les gusta relacionarse con los amigos.

Cuando sales de la universidad, si te has dedicado solo a estudiar, tienes una gran desventaja frente a esos compañeros que se dedicaron mas a la vida social.

El estudioso no sabe como dirigirse a la vida, en cambio el que aprovecho en hacer vida social es mas desenvuelto, se maneja mejor en la vida. Pero alguno de ellos es tu amigo, pasa el tiempo, te encuentra, conversan y te dice “quieres trabajar para mi, tu eras un buen estudiante.”

Es decir, si quieres ser empresario, no necesitas ser un gran estudiante, pero si una persona enfocada en las relaciones, apasionarte por hacer relaciones. Por eso dicen “ten pasion por lo que haces”, y una de las mejores cosas que se puede hacer como empresario es conexiones con las personas.

2.- Ser consistente para seguir divirtiéndote

Todos esos niños que han sido sometidos al estudio o la disciplina por medio del castigo, cuando son mayores, van a seguir sometidos.

Decidirse por un emprendimiento, querer hacer algo nuevo… es otra travesura mas, pero si sientes que recibirás un castigo, no lo haces. Pero si en tu niñez te permitían divertirte a tu manera, te decían “te amo”, de grande continuara ese sentimiento, te va ser muy fácil iniciar un emprendimiento.

Si tienes dificultades, solo quiere decir que tu mismo te pones obstáculos, esos miedos sembrados en tu niñez ocultan tu talento. Solo necesitas seguir, tus miedos se van a rendir, pero entiende que hacer empresa es hacer relaciones, así que busca hacer lo que te gusta en grupo.

Se consistente con el rescate de tus talento, con tu capacidad de hacer relaciones. Este es una de las mejores lecciones de emprendimiento que puedes recibir al observar jugar a un niño.

3.- Hacer inversiones en lo que mas emociones te da

2 lecciones de emprendimiento

Recuerdo cuando tenia 7 años, encontré un gran fajo de billetes en la casa vieja de mis abuelos, los billetes grandes se los di a mi padre para que los cambie porque estaban muy deteriorados, pero yo me quede con gran cantidad de billetes chicos, y recuerdo que un billete alcanzaba para pagar una entrada al cine.

Durante varios meces me dedique a comprar juguetes, invitar a mis amigos al cine y comprar chocolates. Todos esos amigos me ayudaron empujando mi primer coche, un obsequio de mi tío, pero sin motor. La única forma de disfrutar de ese coche era que alguien lo empujara o jalara, y ahí estaba todo mi equipo.

La mejor forma de hacer empresa es reuniendo personas emocionadas por lo que les toca hacer, invierte en ello. Ni siquiera tienes que ser el líder, sino parte de los que corren emocionados por algo que te gusta hacer.

4.- Tu oportunidad es lo que esta al alcance de tus manos

Cuando mi tío se entero de lo qué es lo que yo estaba haciendo con su regalo, coche sin motor, me reprendió mucho. Uno de mis amigos le dijo, “pero fue un regalo o no”; si, pero no es para que estén arriesgándose se esa manera, pueden causar aun accidente a cualquiera.

Teníamos nuestra calle con buena pendiente al que llegábamos empujando el coche bordeando la manzana, cuando llegamos a la cima, me subía, toma el timón y gritaba “empujen!!”. No había mucho para mover el timón, era solo una calle recta, muy ancha, pero yo hacia como que giraba en un circuito.

Me di cuenta que el coche no tenia freno cuando se cruzo mi perro, no tenia freno en ninguno de los tres pedales. Cuando el papa de un amigo arreglo el freno supe cual era el pedal del freno.

Mi tío decía, “no es para que lo usen de esa manera, sino para que algún día le pongan motor, aprendan a manejar y se poseen.”

Esta es una de esas bonitas lecciones de emprendimiento que recuerdo de ese niño travieso, no había que esperar, pues la meta puede ser un gran sueño, algo en el futuro, pero mi oportunidad era lo que podía hacer ya mismo.

5.- La gente quiere comprar, es un fenómeno natural

5 La gente quiere comprar

De adultos es muy fácil olvidarse del espíritu emprendedor que tuvimos en la niñez.

Buscamos oportunidades, religiones… pero ¿Qué mayor bendición podemos aspirar como la que ya tuvimos de niños?

La primera vez que vi descender a unos soldados paracaidistas fue el comienzo de una pasión que me domino por varios meses. Juntaba todas las bolsas mas grandes que podía encontrar en casa, hilos, cinta adhesiva, tijera. Formaba un gran circulo con varias bolsas y fabricaba mi paracaídas. Subía a las paredes y me lanzaba, no funciono y nunca funciono con mi peso.

Cuando renuncie a ser yo quien se lanzara en un paracaídas, busque niños mas pequeños, pero nadie acepto, entonces amarre mis juguetes. Busque una acantilado y una y otra vez, todo fallaba, mis amigos se reían, pero yo seguí aun cuando ellos no estaban.

Cuando lo logre, qué bonito se veía mis paracaídas, dejarse llevar por el viento, algunos desaparecían, otros caían a lo lejos. Uno de mis amigos dijo “véndeme”, dije no, pero el insistió “tienes un montón, véndeme, te doy…”

Emprender, no es tomar una oportunidad porque quieres vender, porque necesitas dinero urgente. Emprender no es una solución para tu economía, sino una manifestación de tu talento, y cuando eso ocurre, cuando la gente ve… compran!!

6.- Deja de soñar, amplia tus horizontes

Todo el mundo dice “sueña en grande” cuando se trata de dar lecciones de emprendimiento. ¿De donde han sacado ese consejo? Simplemente lo escucharon. Es como cuando pensamos que los conejos comen solo zanahoria, solo porque lo viste en los dibujos animados.

Siempre que se le pregunta a un niño “¿Qué quieres ser de grande?” la respuesta no son sus palabras: piloto, bombero, astronauta, etc, sino su actitud. Solo responde cosas porque alguien le pregunta. Lo que quiere ese niño es divertirse.

Un niño simplemente esta abierto a la próxima diversión que puede tener, recuérdelo, estuviste ahí.

Cuando mi padre compro una pareja de palomas, yo no podía esperar a que volaran. No me importaba que estuvieran con las plumas del ala cortadas, las cogía y las lanzaba al aire, solo para verlas caer en picada.

Cuando ya pude salir solo a las calles y vi una venta de palomas, habían de muchos tipos, elegí una que tenia plumas en las patas, dije “esa que tiene 4 alas debe se muy velos volando”, la compre y fue una total decepción, no volaban. Y seguir comprando otras que mas o menos volaban, pero…

Un día que regresaba de pagar la cuenta del teléfono, escucho sobre mi cabeza el zumbido de algo grande cortando el aire. Cuando levante la cabeza vi una bandada de palomas… espectacular!!, me olvide de todo, me quede mas de una hora siguiendo a las palomas. Desaparecían a lo lejos, regresaban y yo cruzando de una calle a otra para ver a donde bajaban.

Cuando por fin bajaron, fui, y pregunte al chico que limpiaba su moto pistera “esas palomas son de aquí”, no se en que estado me miraría, si, son mías, quieres verlas? me quede horas conversando y conocí las palomas mensajeras. Al día siguiente vendí todas las palomas que tenia y me dedique a visitar varios palomares de mensajeras. Estas si volaban y le hacían carita a los halcones.

7.- El éxito no es llegar a la meta, sino disfrutar del viaje

Esto ocurre con muchos niños cuando ven por primera vez la película SuperMan. Yo también quise volar, así que busque una tela para atarme la cuello y volar. Sinceramente creí que podía volar, estaba tan motivado que no pensaba en las consecuencias de lanzarme de un segundo piso, dolía, pero había que levantar los brazos en alto “por la justicia!!”.

Todas las capas que me conseguía me la quitaban, pero ahí estaba el trapo de limpiar el auto, el secador de platos de la cocina, hasta el mandil de la empleada. Todo serbia de capa y cuando venían a quitarme, era la oportunidad de luchar con el villano. Corría, muy velos, nadie me alcanzaba… hasta que me dormía.

Quienes están buscando lecciones de emprendimiento?

Toda esa gente que esta alerta a oportunidades de negocio, pero los mueve la necesidad de ganar dinero; los que juegan a la lotería, pero no hacen nada para aprender a administrar ese dinero. Los que sueñan en grande, pero no se preocupan de hacer relaciones con las personas.

Todos quieren bendiciones y la mayoría esta mirando fuera de ellos, el negocio perfecto, la lotería, soñadores. Si todo esta fuera, nada puede controlarse, nada puede aprovecharse, esta fuera, fuera de tu alcance. Pero el niño que fuiste esta a tu alcance, quizá tienes un hijo y estas haciendo lo mismo que hicieron contigo, cohibirlo.

Hay padres que usan el “no” con sus niños, como única palabra con la que se relacionan. Si ese niño acepta tu “no”, acepta un “no” de la vida, pero puede volver a estirar la mano, puedes hacerlo, quizá tu eres ese niño.

Toma las lecciones de emprendimiento de tu propia niñez. Tu meta esta al alcance de tus grandes sueños, pero lo que importa es que puedes tener ahora, tu felicidad, y eso esta al alcance de tu mano.

Imagen por Craig Baker

(Visited 203 times, 1 visits today)

También te podría gustar...